Europa, ¿ahora una economía emergente?

La crisis del año 2008, que tuvo su eje central en el sistema financiero de EE.UU.
generó un importante deterioro de las economías mundiales dado que los gobiernos centrales tomaron agresivas medidas de política monetaria para evitar peores escenarios y estimular el crecimiento del Producto Interno Bruto en el mediano plazo.

Ahora nos enfrentamos a una nueva crisis generada por el déficit fiscal, cuyo foco principal es Europa.

Efectivamente, las cifras son preocupantes: el déficit fiscal en Grecia se sitúa en 13 por ciento y en Irlanda, en España en 12 por ciento. Además, la deuda pública representa hoy sobre el PIB 110 por ciento en Grecia, 115 por ciento en Italia y 74 por ciento en España, entre los más representativos.

Los niveles de endeudamiento per capita parecen insostenibles. En Irlanda la deuda por habitante asciende a 567,805 dólares, en Francia a 78,387 dólares, en Portugal a 47,348 dólares, en España a 59,457 dólares y en Grecia a 51,483 dólares. Niveles muy superiores a los que se presentan en Colombia donde la deuda per cápita es de 1,945 dólares.

La situación se torna más difícil si revisamos las cifras de desempleo, que ha sido el indicador más sensible a las crisis económicas. A enero de 2010, la tasa de desocupación ascendió a 8 por ciento en la eurozona, a 19 por ciento en España, a 13 por ciento en Irlanda y a 10 por ciento en Francia y Portugal.

A la luz de las cifras de déficit fiscal, niveles de endeudamiento y desempleo, Europa parece ser hoy la radiografía de una economía emergente de los años 80s. Y los principales protagonistas de esta historia son el grupo de los Pigs (Portugal, Irlanda, Grecia y España).

Impacto en los mercados
Las bolsas de valores son reflejo de los efectos de la situación europea en 2010. El Ibex 35, principal índice accionario español, ha retrocedido 16,3 por ciento este año, el índice de Portugal 14 por ciento, de Grecia 13 por ciento y de Italia 13 por ciento, entre las bolsas más destacadas (variaciones por ciento ajustadas a dólares).

El euro también refleja la crisis del Viejo Continente con una clara tendencia bajista desde finales de noviembre del año anterior. La moneda retrocedió de 1,51 a 1,36 dólares por euro, lo que representa una caída de 10 por ciento en los últimos tres meses. La libra esterlina, moneda británica, ha cedido 7,8 por ciento frente al dólar de EE.UU.

Finalmente, la percepción de riesgo de los mercados financieros ha aumentado significativamente frente a estos países. Según los Credit Default Swap (CDS), cubrir un millon de dólares en Grecia cuesta 31.300 dólares, en Portugal 13.300 dólares, en Irlanda 12.200 dólares y en España 10.100 dólares. En Colombia hacer una cobertura sobre ese millón de dólares vale 15.100 dólares, la mitad del costo de Grecia.

Los efectos de la crisis europea sobre las economías latinoamericanas aún son difíciles de pronosticar. De manera directa se verán afectadas las exportaciones a la eurozona, tanto por la menor demanda de productos como por la caída de la tasa de cambio en euros. Pero quizá el tema más sensible está sobre las oportunidades de empleo para los inmigrantes que se refleja en una caída en las remesas provenientes de Europa.

Se estima que en España hay 700.000 colombianos y que 37 por ciento de la remesas de Colombia provienen del país ibérico.

FUENTE DIARIO LA REPUBLICA

http://www.larepublica.com.co/archivos/OPINION/2010-03-03/europa–ahora-una-economia-emergente-_94584.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: