Calma de los mercados de acciones y posibles bajas en el precio de los commodities

3 05 2011

El mes comienza con los mercados accionarios estables pese al deceso del líder de Al Qaeda Osama Bin laden.  El entusiasmo inicial por su muerte cedió volviendo las dudas sobre la fortaleza de la reciente escalada del mercado.  Por otro lado los comodities, aunque aun presentan una tendencia al alza, estos dos días han tenido una fuerte corrección especialmente la plata como resultado del aumento de los márgenes exigidos por el CME’s Comex Exchange  New York para operar esta clase de activo.

Por otro lado, la compañía norteamericana GM (General Motors) reportó un aumento de sus ventas en China. Esto acompañado de una reducción de las ventas de Toyota en el mismo país tras reportes de menor calidad y tras el terremoto experimentado recientemente en Japón.

Se prevé una alta volatilidad debido a un encuentro mensual de política monetaria del Banco Central Europeo el jueves  y por el dato mensual de creación de empleo de Estados unidos.

Dada la firmeza de la FED  en mantener las tasas bajas por un periodo prolongado haría falta un dato de empleo muy sólido para que el banco central considere evaluar su política monetaria. Tras una cifra de manufactura fuerte en la zona euro se elevó la probabilidad que las tasas de interés suban aun mas en al región.

La actividad manufacturera de Estados unidos creció a un mayor ritmo de lo esperado en abril, aunque desaceleró respecto al mes previo mientras los precios de las materias primas alcanzaron su mayor tasa en 11 meses en marzo

Los Lectores de la República pueden consultar el portafolio y el histórico de los artículos en https://juancarlosortizinversiones.wordpress.com/

Para esta semana el portafolio de Juan Carlos Ortiz se encuentra invertido en comodities en oro y plata a través de opciones, y en índices accionarios como el de Alemania. También hay un corto  en Ecopetrol teniendo en cuenta la tendencia lateral  se realizó la venta en la parte alta del mismo.

Se está evaluando la posibilidad de aprovechar un posible cambio de tendencia en el precio de bienes básicos como Plata, Oro y petróleo, evento en el cual se podría considerar un cambio de tendencia en algunos de estos activos.

Anuncios




Commodities, ¿la inversión del año?

3 05 2011

Los precios de los principales commodities alcanzaron niveles máximos históricos en las últimas semanas.

El oro (GLD) lleva más de seis años con una clara tendencia alcista, el petróleo (WTI) superó la barrera de los USD 100 en marzo y la plata (SLV) se valorizó más de un 50% en el primer trimestre del año.

Cifras que posicionan a los commodities como la inversión más rentable en lo que va de 2011. Pero, ¿continuará la tendencia alcista?, ¿el oro seguirá siendo un activo sólido, refugio en momentos de crisis y referencia del crecimiento económico?, ¿el barril de petróleo se mantendrá por encima de los 100 USD o superará el máximo histórico de USD 147?,

En abril, los precios de este mercado han presentado una corrección bajista, que es apenas normal después de las altas valorizaciones registradas.

Si un inversionista hubiera comprado $10 millones a principios del año en los tres commodities analizados (33% en oro, 33% en plata y 33% en petróleo) y hubiera liquidado su inversión al finalizar abril, su utilidad sería de $3.35 millones, esto es un 33.5% de rentabilidad neta.

Si en cambio, hubiera invertido los mismos $10 millones en un portafolio de acciones de EE.UU. para el mismo periodo hubiera presentado una utilidad de $843.000, en acciones europeas ganaría $713.000 y en acciones colombianas presentaría una pérdida de $835.000.

Este comparativo con el mercado accionario, refleja el alto desempeño de la inversión en commodities. Ahora bien, ¿cómo debería ser una estrategia de commodities en la segunda parte del año para aprovechar la “fiesta” si continúa o evitar grandes pérdidas en caso de un cambio de tendencia en los precios?

Lo primero que se debe hacer es analizar este mercado desde tres tipos de inversionista: el especulador, el inversionista estructurado y de largo plazo y el que comercia realmente los productos físicos (importador, exportador).

El especulador tiene un mercado bastante atractivo dada la volatilidad en los precios que se espera para los próximos meses. Una estrategia especulativa espera obtener beneficios en el corto plazo, y por ello, debería seguir la tendencia bajista que tienen los commodities actualmente. Bajo este escenario, se recomendaría una posición corta (vender commodities), con un stop loss (máxima pérdida posible que establece el inversionista según su riesgo) en los precios máximos registrados recientemente.

La tendencia bajista en los precios se mantendrá hasta tanto se superen los precios máximos de abril.

Por su parte, el inversionista estructurado que tiene una perspectiva de mediano y largo plazo podría esperar en cambio se estabilice un poco el mercado y los precios alcancen niveles de soporte (piso).

Por ejemplo: esperar que el oro (ETF GLD) corrija hasta USD 140 (actualmente está en USD 151) para comprar esperando se retome la tendencia alcista del metal precioso. Invertir en plata (ETF SLV) en un primer nivel de USD 40 y un segundo de USD 35 (actualmente está en USD 42.6). Y comprar contratos de petróleo WTI (CL1) a USD 100.

Si los precios caen por debajo de estos niveles, podríamos entonces ver ya no una simple corrección “bajista” del mercado, sino un posible cambio de tendencia de mediano o largo plazo.

Finalmente, los productores, distribuidores, importadores o exportadores que comercian con los commodities y realmente requieren del producto físico deberían tratar de hacer operaciones de coberturas que los protejan de las fuertes volatilidades que se puedan presentar en el mercado.

Alternativas como opciones, forward y otras operaciones a futuro sobre commodities, son la herramienta ideal para asegurar un precio en el presente que no afecte su flujo de caja en el futuro por la incertidumbre propia de estos mercados.





La educación, la mejor inversión en Colombia

27 04 2011

En esta oportunidad quiero destacar un artículo publicado recientemente en el diario Tiempo por el economista Guillermo Perry que abordaba el espectacular crecimiento de la economía de India y la comparaba con el proceso de China.

El artículo se titula “India: ¿la próxima China?”

Guillermo Perry hacía énfasis en el desarrollo de la industria hindú gracias a la “apertura al comercio y a la inversión extranjera, eliminación del régimen de licencias y una reforma tributaria que incrementó recaudos y mejoró eficiencia y equidad”.

La India viene creciendo a tasas sostenidas anuales cercanas a 9% durante los últimos 6 años, impulsada por los sectores manufacturero y agrícola. Mientras que la tasa de desempleo se ha mantenido muy próxima a 10%, en medio de un escenario de fuerte crecimiento y con inflación aún en niveles controlados no superiores a 10%.

En medio de este entorno de buenas decisiones hay un factor fundamental que esperar asegurar se mantenga “el milagro indio” en el largo plazo. Ese elemento es la educación, sin la cual una sociedad está condenada al atraso. Sobre este aspecto, Guillermo Perry destacaba que en la India “están reformando la educación universitaria para estimular su calidad y el proceso de innovación tecnológica”

En Colombia, los empresarios estamos buscando a diario personas cada vez más y mejor capacitadas que sean el soporte de las compañías y quienes en el futuro contribuyan con la dirección de la misma.

En medio de este escenario considero que uno de los puntos de partida de los planes de desarrollo de un país obligatoriamente se encuentra en proveer una educación de calidad tanto pública como privada.

Afirmo con seguridad que Colombia va hoy por buen camino en la búsqueda de tasas de crecimiento elevadas, pero ¿serán sostenibles?

El año 2007, con un avance del PIB superior a 7%, demostró que en Colombia podemos lograr mejoras significativas en materia económica; sin embargo, aún falta mantener los buenos resultados por mayores períodos de tiempo.

Si bien es cierto que aún se encuentran obstáculos por superar en el crecimiento económico, el avance que se ha tenido es significativo, generado por una buena época en los precios de los bienes básicos, particularmente del petróleo. Se observa una gran mejora en el perfil del país que se refleja en la reciente calificación de grado de inversión, la cual permitirá financiarse a mejores tasas para el desarrollo de proyectos de infraestructura, energéticos y mineros, principalmente.

Teniendo en cuenta que estamos en un momento histórico donde el surgimiento de nuevas oportunidades y negocios en diversos sectores de la economía genera grandes expectativas, es fundamental prepararnos para una bonanza potencial de nuestra economía.

Por ello, invito al sector público y privado a unir esfuerzos para mejorar los estándares e indicadores de educación del país, desde primaria hasta doctorados.

Una sociedad mejor capacitada en un país como Colombia donde existen grandes espacios de crecimiento, para empezar particularmente en infraestructura e industria manufacturera, es una sociedad que tiene garantizado un futuro próspero.

Revisemos el proceso de India que se sustentó en fortalecer la educación a través de grandes programas de capacitación, formación y especialización, como también sucedió años atrás en Corea.

¡Si en algo vale la pena invertir en Colombia, es en educación! Los resultados y el retorno de esta inversión no se verán en el corto plazo pero será la base para asegurar un crecimiento sostenible en las próximas décadas por encima de 6% o 7%.





¿Quién será el más rentable? Parte II

20 04 2011

En la columna anterior planteaba la necesidad de fortalecer el Concurso Bolsa Millonaria para estudiantes, el cual estrena una nueva versión este semestre.

Uno de los principales cambios para 2011 radica en la posibilidad que tienen los participantes de hacer las operaciones virtuales durante la rueda accionaria, es decir, con los mismos precios en tiempo real de las acciones. Antes solamente se podían ejecutar las transacciones una vez terminaba la rueda accionaria y con precios de cierre.

Este es un paso muy importante que da nuestra bolsa, en su esfuerzo por masificar el mercado de capitales y fortalecer la cultura bursátil en Colombia.

Además, le permite a los estudiantes operar en una plataforma vía internet para realizar transacciones, seguramente similares a los canales online que ya tienen diferentes comisionistas colombianas y que les permiten a sus clientes negociar acciones desde su casa, oficina o en cualquier lugar del mundo donde se encuentren.

En el concurso Bolsa Millonaria los grupos participantes inician con un portafolio virtual de $100 millones y gana quién más rentabilidad obtenga al final de las tres semanas que dura la competencia. Adicionalmente, cada grupo tiene un cupo de sobregiro de $20 millones, el cual puede utilizar pero deberá pagar un interés del 20% e.a. sobre el monto del cupo utilizado.

¿Cuál será la estrategia ganadora? Los cientos de grupos de diversas universidades del país preparan su estrategia de inversión para lograr la máxima rentabilidad.

Por su diseño y reglas de inversión se ha observado históricamente que el grupo ganador es el que más riesgo asume y concentra la mayor parte del portafolio en una sola acción, usualmente de alta volatilidad.

Esta estrategia desvirtuaría la recomendación de diversificar el portafolio, o en otras palabras, no poner todos los “huevos en la misma canasta”.

Por ejemplo, si un grupo diversifica su portafolio en todas las acciones del Igbc, su rentabilidad podría estar muy cerca de la reportada por el indicador dependiendo de las condiciones del mercado.

Pero los ganadores del Concurso han obtenido rentabilidades superiores al 20% e incluso han alcanzado el 100% o mas en solo tres semanas que dura el concurso. Esto se da porque asumen riesgos significativos en acciones de alta volatilidad como Tablemac, Fabricato, Pacific Rubiales o en algunos momentos incluso Ecopetrol, ETB o Enka, entre otras.

Está bien plantear estrategias de especulación de corto plazo, seguramente un importante segmento de inversionistas en la bolsa hoy lo hacen. Pero creo que también se deben destacar las estrategias más estructuradas, quizá con rentabilidades muy inferiores a las de los ganadores, pero con niveles de riesgo o betas de portafolio también más bajos.

Es decir, propondría a los encargados del concurso brindar un premio o reconocimiento a grupos que apliquen de manera juiciosa la teoría de portafolios y diversificación de riesgo ajustados al devenir diario de los mercados y a portafolios estructurales como los relacionados con los fondos de pensiones.





¿Quién será el más rentable?

13 04 2011

La Bolsa de Valores de Colombia (BVC) estrena una nueva versión de Bolsa Millonaria, un concurso de inversiones para estudiantes universitarios y de programas superiores de todo el país.

Para 2011, los participantes podrán realizar operaciones a través de internet en tiempo real durante la rueda de negociación de acciones, es decir, entre las 9:00 a.m. y las 4:00 p.m.

Aunque las operaciones son virtuales y no se ejecutan en la realidad, los estudiantes podrán acceder a información en línea del mercado accionario y ejecutar compras y ventas con los precios reales de las acciones.

Este es un paso muy importante que da nuestra , en su esfuerzo por masificar el mercado de capitales y fortalecer la cultura bursátil en Colombia.

Además, le permite a los estudiantes conocer plataformas transaccionales vía internet para realizar transacciones, seguramente similares a los canales online que ya tienen diferentes comisionistas colombianas y que les permiten a sus clientes negociar acciones desde su casa, oficina o en cualquier lugar donde se encuentren.

Recordemos que las plataformas online ya alcanzan una participación del 6% en el volumen transado en la rueda accionaria de la BVC. En otras palabras, de cada $100 que se negocian en la , $6 se realizan a través de estos canales web.

En el concurso Bolsa Millonaria los grupos participantes inician con un portafolio virtual de $100 millones y gana quién más rentabilidad obtenga al final de las tres semanas que dura la competencia. Adicionalmente, cada grupo tiene un cupo de sobregiro de $20 millones, el cual puede utilizar pero deberá pagar un interés del 20% e.a. sobre el monto del cupo utilizado.

Cada grupo puede conformarse por una, dos o máximo tres personas y debe tener un profesor coordinador que guíe a los “potenciales inversionistas” en el desarrollo de su estrategia de portafolio.

Teniendo en cuenta que en Bolsa Millonaria participan cerca de 1.500 grupos y que el costo de suscripción por grupo es de $80.000, la BVC percibirá cerca de $120 millones este semestre. Me parecen cifras aún modestas si pensamos en todo el potencial que tiene un evento de esta naturaleza. También me parece modesta la cifra de participación de menos de 5.000 estudiantes.

Es por ello que hago un llamado a todos los actores del mercado de capitales en nuestro país para apoyar a la Bolsa en la gestión de divulgación y mercadeo del concurso. Deberíamos proponernos que de aquí a tres años podamos contar con más de 50.000 estudiantes participando en Bolsa Millonaria.

Un concurso con más “estudiantes inversionistas” podría, además, mejorar los premios a los ganadores. Hoy en día el grupo ganador recibe $5 millones, en épocas anteriores recuerdo que el premio llegó a ser un automóvil último modelo.

Son múltiples los beneficios que ha traído el concurso en sus más de 15 años de historia. Bolsa Millonaria ha sido un semillero de nuevos talentos para el mercado. Los ganadores de los concursos anteriores son hoy reconocidos traders y analistas que laboran en las sociedades comisionistas de Bolsa. Pero también ha sido centro de formación e iniciación para cientos de nuevos inversionistas.

Para continuar con el fortalecimiento y crecimiento del concurso, lo primero que debemos comunicar es que este concurso, al igual que la Bolsa, no es solamente para estudiantes de economía, administración, finanzas o carreras afines, sino que en él pueden participar y ganar estudiantes de cualquier carrera profesional.

En los últimos años, el concurso ha sido dominado, entre otros, por estudiantes de las universidades de Los Andes, Eafit, EAN y la Escuela de Ingeniería de Antioquia. ¿Quién ganará este año? Éxito a todos.





Grupo Aval y Avianca animan la bolsa

6 04 2011

Avianca prepara su emisión de 100 mil millones de acciones preferenciales a $5.000 cada una, en una colocación que asciende a $500 mil millones.

Con esta colocación, el mercado tendrá que absorber más de $1,6 billones durante abril sumando la oferta de la aerolínea, la emision de Nutresa y el billón de pesos que espera colocar Grupo Aval.

¿Hay liquidez suficiente en el mercado para absorber ambas emisiones? Claro que sí.

Considero que la sobredemanda que se ha presentado en las últimas emisiones como el caso de Davivienda, el alto apetito de los inversionistas institucionales (fondos de pensiones y cesantías) por las acciones colombianas y la cada vez mayor participación de los “pequeños inversionistas” en los procesos de democratización garantizarán el éxito no solo en el proceso de Grupo Aval y Avianca, sino también en las próximas emisiones.

Además hay un factor que poco se tiene en cuenta a la hora de analizar el mercado accionario colombiano. En la Bolsa de Colombia siempre serán necesarias más alternativas de inversión en renta variable; actualmente hay 23 acciones clasificadas de “alta liquidez”, es decir, tienen altos niveles de negociación y dinamismo.

Tanto el número de operaciones como los volúmenes de negociación en la bolsa vienen creciendo a tasas aceleradas, pero no así el número de emisores (se registran cerca de 4 ó 5 nuevas acciones cada año). Entonces, la fuerte demanda por acciones que se ha observado en los últimos años se concentra en unos pocos títulos, y cada vez que una nueva compañía sale al mercado la demanda ha superado más de tres veces la oferta.

Además creo que no hay una competencia real entre Avianca y Grupo Aval por captar capital entre los inversionistas como algunos analistas y medios lo han presentado. Por su naturaleza, las dos emisiones son para segmentos diferentes.
Aunque no hay duda que la red de colocación del grupo financiero traerá un importante número de inversionistas, la emisión de Grupo Aval será absorbida principalmente por grandes inversionistas (fondos de pensiones y cesantías, fondos de inversión, entidades financieros, etc).

A excepción del proceso de Ecopetrol, los inversionistas institucionales se han visto marginados de la euforia en los procesos de democratización debido al pequeño valor adjudicado por inversionista en las pasadas emisiones. En cambio, en Aval encuentran la gran oportunidad para hacer una inversión en un sector estable, con alto potencial de valorización en el largo plazo y bajos niveles de volatilidad. Sin duda, en el sector financiero es donde se genera la gran expectativa y el segmento predilecto para esta alternativa.

Por su parte, la emisión de Avianca se concentrará en una amplia base de inversionistas “pequeños y medianos” (personas con capital para invertir entre $5 y $20 millones), interesados en aprovechar el precio de descuento de las acciones de la aerolínea. Seguramente, gran parte de ellos buscando especular en el corto plazo.

El gran incentivo de Avianca está en el precio de descuento de la acción en esta oferta pública. Los inversionistas estarían adquiriendo títulos a $5.000 cuando algunas firmas y reconocidos analistas lo valoran por encima de $6.500. Pero la modalidad de la colocación está caracterizada por el bajo monto de adjudicación por inversionista, que marginará a los grandes inversionistas del mercado.

Mis proyecciones para la emisión de Avianca son: 62.500 inversionistas presentarían demandas, por lo que el promedio de adjudicación estaría alrededor de $8 millones (aunque existen capas, hay una amplia base de personas inscribiéndose en el programa “Aviancaplus” que igualaría las condiciones de adjudicación). Lo más importante: el precio alcanzaría los $6.300 en las primeras diez ruedas accionarias, lo que representaría una valorización de 26% frente al precio de colocación.

Con una perspectiva de más largo plazo, será importante ver la transformación de AviancaTaca, dado que las acciones que se están adquiriendo son de una compañía holding propietaria de la aerolínea colombiana y la brasilera.

Mi recomendación: invertir en Avianca, en Aval, o en ambas, pero no quedarse por fuera de esta nueva “fiesta” en nuestro mercado local.





Acciones Aval: es mejor no especular

30 03 2011

 

Enorme interés ha generado en nuestro país la nueva emisión de acciones de Grupo Aval, incentivada por la estrategia publicitaria en medios de comunicación, la red bancaria que tiene la entidad financiera para ofrecer esta inversión a sus clientes y el significativo monto de colocación que podría superar el billón de pesos.

Las cifras de Aval son bastante atractivas: más de 1.200 oficinas y de 2.330 cajeros en el país, una base de 5 millones de clientes, banco líder en cartera bruta con una participación del 27% y líder en depósitos abarcando casi la tercera parte del mercado. Pero quizá la cifra más importante es ser el banco líder en activos con $74 billones.

Al comprar acciones de Grupo Aval se está adquiriendo todas sus filiales e inversiones. El conglomerado financiero posee el 68% de Banco de Occidente, el 65% de Banco de Bogotá, el 80% de Av Villas y el 94% de Banco Popular. Además cada banco desarrolla sus propias inversiones, como es el caso de Banco de Bogotá propietario de AFP Provenir, Credomatic y Corficolombiana.

La valorización en precio y los dividendos que ha pagado Grupo Aval también resultan atractivos a la hora de analizar la inversión. Solo basta ver el comercial que ha tenido amplio despliegue en los canales de televisión locales donde se presenta un incremento superior al 20% en el precio desde el año 1999.

Todas estas cifras sumadas al positivo desempeño del sistema financiero colombiano en los últimos años, el cual presente retornos sobre patrimonio superiores al 20%, permiten calificar de manera favorable la inversión en Aval. Eso sí con una perspectiva estructural de largo plazo basada más en los indicadores fundamentales (ROE, ingresos, participación de mercado, etc) del banco, que en indicadores técnicos del precio de la acción.

Es decir, no se deberían esperar rápidas y altas valorizaciones en el precio como sucedió en las emisiones de Ecopetrol, Davivienda o Conconcreto, básicamente porque estas compañías no tenían un precio de referencia anterior en bolsa, bien sea porque no estaban inscritas en la BVC o no tenían alta liquidez.

Grupo Aval tiene en bolsa las acciones ordinarias que actualmente se cotizan a $1.355, cerca al precio de adquisición de la nueva emisión de acciones preferenciales de $1.300. El precio actual en bolsa refleja la valorización que el mercado le asigna al título bancario por su desempeño positivo anterior y las expectativas futuras. Otro factor a tener en cuenta son los múltiplos de valoración PVL y PER, los cuales brindan señales de sobrevaloración y subvaloración en los precios de los títulos. Grupo Aval tiene una relación de precio valor en libro (PVL) de 3.23, es decir, el precio en bolsa está tres veces por encima del valor patrimonial.

Es la acción financiera con el PVL más alto toda vez que Bancolombia, Helm, Banco de Bogotá, Banco de Occidente y Davivienda tienen una relación por debajo de tres. En otras palabras, Aval está más “cara” en comparación con sus pares bajo este indicador de múltiplos.

Algo parecido sucede con la relación precio ganancia PER, donde Aval presenta uno de los indicadores más altos de 20.38, siendo superada únicamente por Bancolombia con una relación de 20.75. Entre más bajo es el PER, en teoría más potencial de valorización tiene la acción.

Tampoco se puede esperar una valorización rápida de la acción en bolsa porque tradicionalmente las emisiones de bancos no han tenido un comportamiento alcista al principio de la colocación.

Recordemos que en el año 1999 Aval colocó acciones a $186, pocos meses después el precio descendió en bolsa a $80, y entre los años 2000 y 2003 presentó una fuerte tendencia alcista hasta alcanzar $200 por acción. En la emisión de 2007 cuando se colocaron acciones a $590, el precio ascendió hasta $700, a principios de 2008 descendió a $550 y hasta el año 2009 volvió a superar los $700.

Estas tendencias confirman que las grandes valorizaciones de Aval se han dado en el mediano y largo plazo después de las colocaciones y no en el corto plazo. El mismo comportamiento se observó en otras emisiones del sector financiero como Helm o Bancolombia: moderados descensos días después de la emisión, pero fuertes repuntes en el mediano y largo plazo.

Finalmente, el consenso de los analistas estima una valorización entre el 5% y 10% para el año 2010 en el precio de Aval. Hay acciones colombianas con mayor potencial de crecimiento, pero también con más volatilidad y riesgo que el de Grupo Aval. Esto porque las acciones del sector financiero tienen tendencias más consistentes pero también más moderadas en comparación con otros sectores.








A %d blogueros les gusta esto: